Para qué se utiliza el carbón

¿Para qué se utiliza el carbón?

Tabla de contenidos

El carbón es el producto que surge como resultado de la descomposición de diferentes elementos de la naturaleza, como vegetales, maderas y cortezas de árboles.

Estos elementos -al acumularse en ciertas zonas de poca profundidad y tras pasar por un proceso de millones de años- generan este combustible fósil.

A lo largo de la historia, el carbón se ha utilizado principalmente como combustible y se han descubierto otros usos en las diferentes industrias.

Actualmente, aún existen investigaciones que descubren un cada vez mayor aprovechamiento de esta roca sedimentaria.

En este artículo conocerás para qué sirve el carbón y los diferentes usos que se le pueden dar en la actualidad.

Usos del carbón

Existen diferentes usos que se le pueden dar al carbón. Todo esto dependiendo del tipo de carbón que sea.

Así mismo, este mineral está compuesto por una serie de elementos como el hidrógeno, el azufre, nitrógeno, hidrógeno y oxígeno, lo que permite que su utilidad sea muy diversa.

En este sentido, el carbón se utiliza principalmente como combustible doméstico e industrial. Para lo cual se usa sobre todo la antracita, que es el tipo de carbón con mayores propiedades combustibles.

A este le siguen la turba, usada de forma doméstica y el lignito que se utiliza para obtener energía eléctrica.

Por otro lado, la hulla, que es otro tipo de carbón, puede tener diversos usos ya que se descompone en cuatro diferentes fracciones, donde se encuentran el alquitrán, el gas natural, el amoniaco y el coque.

El carbón también tiene un uso muy importante como reductor en la siderurgia.

De esta manera, el coque se utiliza en un 70% de la fundición del acero y del hierro, de hecho el 16% de las reservas de carbón son utilizadas en esta industria cada año.

Cómo se usa…

Además de los usos mencionados, el carbón sirve para una serie de actividades tanto domésticas como industriales.

A continuación te explicamos más en profundidad para qué cosas sirve el carbón.

El carbón como combustible doméstico

Este es el uso que más se le ha dado al carbón desde los tiempos primitivos.

Esta roca es un gran combustible que ha servido para la preparación de alimentos y para la calefacción de las casas en temporadas de mucho frío.

En la actualidad, el carbón se sigue usando para ambos objetivos, e incluso se distribuye y se surte a comunidades enteras para la instalación de sistemas de calefacción en casa.

El carbón en la industria del papel

En esta industria se requiere la utilización de un combustible que sea económico, pero que asegure la efectividad de los procesos industriales, generando además energía eléctrica.

Y en ese sentido el carbón es una opción magnífica para ello.

Además, se han realizado estudios en los últimos años que han permitido extraer de los elementos residuales de la fabricación del papel para producir carbón activado a partir de estos residuos.

Producción de acero a partir del carbón

El carbón tiene una gran participación en la industria del acero, puesto que se utiliza en varias de las fases del proceso de fundición, la llamada hulla de carbón se usa para el 70% de la transformación del acero.

Además, el carbón también participa como combustible en la maquinaria utilizada durante estos procesos.

Una gran parte de las reservas de carbón (hulla y coque) a nivel mundial se separan exclusivamente para la industria del acero.

Para la producción de cemento

Una de las grandes propiedades del carbón es la gran capacidad que tiene para producir calor, esta virtud, lo hace un elemento muy importante y usado en la industria del cemento para su producción, ya que sus propiedades caloríficas permiten que se use en el proceso de mezclado en los grandes hornos cementeros.

Además de conservar la calidad del cemento, se ha encontrado que es un combustible económico que disminuye los gastos de las fábricas.

Fabricación de fertilizantes

Otro de los grandes usos del carbón se encuentra en la fabricación y producción de fertilizantes.

Esto es posible gracias a todos los elementos que resultan de la descomposición del mismo, en donde se producen el amoniaco, el CO y el hidrógeno.

Estos elementos al mezclarse, pueden convertirse en potenciales fertilizantes que son usados en épocas de sequía o temporadas intensivas de la agricultura para absorber la humedad y retenerla.

Además aumenta la permeabilidad del suelo e incrementa la absorción de los nutrientes en las raíces de las plantas.

El carbón en la industria petrolera

En la industria petrolera el carbón también juega un papel fundamental, ya que en la misma se requiere la utilización de una gran cantidad de energía eléctrica.

Esta energía es surtida por toneladas de carbón que se distribuyen en las distintas maquinarias usadas para la extracción y procesamiento del petróleo.

Uso del carbón para químicos y farmacia

Tanto para la industria de la farmacia como para el mercado químico y cosmético, el carbón forma parte de los componentes que se utilizan en dichas producciones.

Productos como los jabones, detergentes, medicamentos como la aspirina, productos para el cabello, etc., tienen un contenido de carbón refinado y procesado para el consumo humano.

El carbón para los medios de transporte

En la actualidad, el carbón se ha convertido en una alternativa para la fabricación de combustibles para los medios de transportes como automóviles, trenes y autobuses.

Esto gracias a que esta roca sedimentaria se puede transformar en gas sintético o en combustible líquido a través de su descomposición.

 

¿Necesitas comprar carbón para tu hogar u otros usos, en Carbón Juan te podemos ayudar?

 

Contacta AHORA con nosotros.